Relatos de Jjojismos

· La última bolchevique (concluido), una mujer regresa del exilio y se encuentra con un país devastado por la guerra. Perseguida, deberá aliarse con los compañeros que la traicionaron para luchar por su supervivencia.
· Una nueva historia (en proceso), 1913, han asesinado al hijo de un importante empresario, el detective Jhan, un troglo, no cree que el sospechoso detenido, un trabajador de oficinas mamón, sea el verdadero asesino.
· Jaime (en proceso), la secuela de La última bolchevique. Bella, colaboradora de los nuevos bolcheviques se lanza a la búsqueda del a la par odiado y amado Jaime para evitar una nueva guerra.
· La muerte de Ishtar (en proceso), nos situamos a finales del siglo IV, principios del V. La nueva religión cristiana se abre paso frente a las antiguas creencias paganas. Dos mundos chocan y luchan entre intrigas, persecuciones y aventuras.

lunes, 25 de marzo de 2013

Capítulo 7, el mercenario 3.

- Déjeme que le explique, señorita. Desde hace unos meses las tensiones entre la mafia local y una mafia foránea han crecido. Davenport es un negocio muy suculento para ellos y la mafia local está debilitada, acaban de pasar por una crisis de sucesión tras la muerte de su capo... Esas tensiones nos han cogido en medio... Comprenderá que ninguna de las mafias nos tiene en buena estima... El caso es que hace una semana aproximadamente Melisán robó un importante documento a uno de esos cerdos con los que... Bueno, ya sabe, con los que trabaja. ¡Maldito el día en el que se le ocurrió hacerlo! Lo hizo de buena fe, pensaba que así podría mejorar la situación de los nuestros. Pero la verdad es que esos malditos papeles sólo nos han traído problemas. No sabemos que pone el documento porque está encriptado, pero su importancia debe ser mayúscula porque en cuanto la mafia local supo que se lo habíamos robado nos exigió que lo devolviéramos sino queríamos que destruyesen el colegio y todo lo que hemos construido. Inmediatamente la mafia foránea se puso en contacto con nosotros y nos ofreció su protección a cambio del documento. Usted comprende que aceptar un acuerdo con la mafia foránea es tan peligroso como resignarnos a que lo destruyan todo, sin embargo algunos compañeros no se dan cuenta y quieren que nos apoyemos en la nueva mafia. 

- En mi opinión esa "protección" la pagarían caro... Perderían la valiosa independencia que han conseguido...
- Yo opino lo mismo. El problema es que la mafia local respondió con una... contraoferta: secuestraron a cinco niños, entre ellos mi nieto. – en el gesto serio, impasible de Khan se expresó una mueca evidente de preocupación, de miedo… realmente Khan temía por aquellos niños, y en especial por su nieto, sin caer en el chantaje de la mafia - Hemos decidido llevar el documento al extranjero. Entregarlo a las autoridades de algún país donde aún se intente parar los pies al crimen organizado, quizás en sus manos ese documento tenga alguna utilidad... Le seré sincero: Estamos dispuestos a que destruyan la escuela, el templo... Pero queremos salvar a los niños. El barco que llevará los documentos también puede llevarse a los niños de la escuela. Una institución benéfica en el continente nos ha prometido ayuda con los niños y el documento... Quiero que mi nieto y esos otros cuatro niños estén abordo. Cuando Melisán supo de usted en “Infierno”, hablamos con Luisma. Nos contó de su papel en la milicia de Jaime durante la guerra antifascista. Si alguien puede ayudarnos a salvar a esos niños es usted, Exiliada. 

- Vine a Davenport para hablar con Luisma, no para liberar a los niños. 

- Me encargaré de que Luisma hable con usted... Solo si libera a mi nieto junto a los demás niños. 

Parece que no tenía otra alternativa. Además simpatizaba con la causa de aquel sacerdote. Sin embargo yo sola... 

- Mis compañeros están retenidos por un mercenario llamado Número 2. Si usted pudiera ayudarme a... 

- Sus compañeros están retenidos en el mismo lugar en el que se encuentra mi nieto. En el palacete de Devon Rose, el actual capo de la mafia. Todos ellos están en la zona residencial de Davenport. Melisán se ha ofrecido a ayudarle. Usted le resulta simpática. Es una muchacha muy valiente, heroica diría yo. Además, buscaremos algún otro voluntario. 

En esta ocasión no había fiesta ni invitaciones... ¿cómo pretendía Khan que asaltáramos una casa ferreamente vigilada por la mafia y por los paramilitares de Número 2? Si al menos pudiera contar con la ayuda de Pablo... 

Salimos del templo. El olor a la salitre del mar se entremezclaba con el oxido del puerto. Melisán nos esperaba con Trotsky. 

- Esta noche entraremos en el palacete - dijo la chiquilla levantando el puño izquierdo y apuntando con él al cielo. Trotsky respondió a la excitación de su dueña con un sonoro ladrido.