Relatos de Jjojismos

· La última bolchevique (concluido), una mujer regresa del exilio y se encuentra con un país devastado por la guerra. Perseguida, deberá aliarse con los compañeros que la traicionaron para luchar por su supervivencia.
· Una nueva historia (en proceso), 1913, han asesinado al hijo de un importante empresario, el detective Jhan, un troglo, no cree que el sospechoso detenido, un trabajador de oficinas mamón, sea el verdadero asesino.
· Jaime (en proceso), la secuela de La última bolchevique. Bella, colaboradora de los nuevos bolcheviques se lanza a la búsqueda del a la par odiado y amado Jaime para evitar una nueva guerra.
· La muerte de Ishtar (en proceso), nos situamos a finales del siglo IV, principios del V. La nueva religión cristiana se abre paso frente a las antiguas creencias paganas. Dos mundos chocan y luchan entre intrigas, persecuciones y aventuras.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Capítulo 5, el tartamudo 6



- Yo iré a los campos a hablar con los jornaleros - propuso Helena. - Además yo soy semita. Es mi gente la que va a sufrir. Creo que sería la primera vez en mucho tiempo que haría lo correcto si trato de ayudar a los míos. Vosotros dirigiros al barracón semita a avisar del ataque. Tratare de convencerles para que dejen el trabajo y acudan a defender a sus mujeres de los fascistas.
- Habrá manijeros y vigilantes de seguridad - le dije.
- No te fíes de ella Exiliada. Lo dice para escapar. Para vendernos una vez más - dijo Víctor.
- Po...podemos dividirnos en d...dos grupos - propuso Roger.
- Si la ciega dice la verdad - dijo Pablo deseando contradecir a Roger - el ataque es inminente. Si dividimos nuestras fuerzas y el grupo que va a los campos de cultivo fracasa o los trabajadores no regresan a tiempo, los que estén en el barracón estarán perdidos.
- Yo tengo que ir al barracón, puede ser mi única oportunidad de ver a Orestes. Además tengo experiencia organizando defensas. Roger, necesito que vengas conmigo para hablarles y convencerles.
- Yo soy buen luchador - volvió a decir Pablo - iré al barracón para protegerte de los fascistas.

No dije nada, pero me gustó el ofrecimiento de Pablo y me sentí más segura.

- Yo no voy a ir solo con la ciega. Aprovecharía para cumplir su misión de matarme - dijo por ultimo Víctor.
- Pues la suerte está echada Exiliada. Además con la herida yo no estoy muy capacitada para luchar contra los fascistas. Iré a los campos de cultivo de Lutiere y hablaré con los trabajadores. Y os demostraré a todos que estoy siendo sincera con vosotros.

Dejamos a Helena cerca de los terrenos de Lutiere. Víctor seguía sospechando de la ciega y estaba convencido de que volvería a tendernos una trampa. Yo en cambio creía con toda mi alma que no nos fallaría y que acudiría a ayudarnos cuando mas lo necesitáramos.