Relatos de Jjojismos

· La última bolchevique (concluido), una mujer regresa del exilio y se encuentra con un país devastado por la guerra. Perseguida, deberá aliarse con los compañeros que la traicionaron para luchar por su supervivencia.
· Una nueva historia (en proceso), 1913, han asesinado al hijo de un importante empresario, el detective Jhan, un troglo, no cree que el sospechoso detenido, un trabajador de oficinas mamón, sea el verdadero asesino.
· Jaime (en proceso), la secuela de La última bolchevique. Bella, colaboradora de los nuevos bolcheviques se lanza a la búsqueda del a la par odiado y amado Jaime para evitar una nueva guerra.
· La muerte de Ishtar (en proceso), nos situamos a finales del siglo IV, principios del V. La nueva religión cristiana se abre paso frente a las antiguas creencias paganas. Dos mundos chocan y luchan entre intrigas, persecuciones y aventuras.

viernes, 16 de mayo de 2014

Jaime. El mercenario 4.1

- No me quedó más remedio que darme a conocer.

- Por lo que cuentas no parecía haber otra alternativa.
- No me vieron la cara.
- Eso ahora ya no importa.

Lord Kramer estaba en lo cierto. Eso entonces ya no tenía importancia. Después del desastre del Centro Comercial me vi obligado a informar a mi nuevo jefe de lo sucedido. Llamé a un número de contacto que me habían dado esperando simples instrucciones telefónicas y, para mi sorpresa, me remitieron a una sucursal de Cia+Fia en Copperfield donde me reencontré con el maldito holograma.

- Debemos convertir este contratiempo en una ventaja - reflexionó lord Kramer -. Les ayudaste a escapar y eso te convierte en un potencial aliado. 
- Es verdad que estarán todos locos tratando de averiguar quién soy. Sin mi de esa no salen. 
- No subestimes a los bolcheviques, Número 2. Pero lo importante es dar con una historia convincente que, por supuesto, no te vincule a mí. En cuánto a tu petición - le había pedido que usara su dinero e influencia para averiguar quienes habían atacado el centro comercial, si un Número 2 o las BAB -, me informaré del asunto, aunque ya te digo que sería muy irregular que se tratara de un Número 2. 
- Tan irregular como yo.
- Tan irregular como tú.