Relatos de Jjojismos

· La última bolchevique (concluido), una mujer regresa del exilio y se encuentra con un país devastado por la guerra. Perseguida, deberá aliarse con los compañeros que la traicionaron para luchar por su supervivencia.
· Una nueva historia (en proceso), 1913, han asesinado al hijo de un importante empresario, el detective Jhan, un troglo, no cree que el sospechoso detenido, un trabajador de oficinas mamón, sea el verdadero asesino.
· Jaime (en proceso), la secuela de La última bolchevique. Bella, colaboradora de los nuevos bolcheviques se lanza a la búsqueda del a la par odiado y amado Jaime para evitar una nueva guerra.
· La muerte de Ishtar (en proceso), nos situamos a finales del siglo IV, principios del V. La nueva religión cristiana se abre paso frente a las antiguas creencias paganas. Dos mundos chocan y luchan entre intrigas, persecuciones y aventuras.

domingo, 26 de enero de 2014

Una nueva historia 2.10

Una distracción...

Jhan se rascó una vez mas con su gran uña antes de llamar por linea a su segundo, el troglo que vigilaba la entrada y había ordenado seguir a Pit. Se trataba del sargento Khar, próximo a la jubilación y leal a su jefe hasta la muerte. Para explicarle lo que pretendía tuvo que llevárselo a un pasillo apartado, lejos de las atentas miradas de los guardias de seguridad.


- Yo también había notado que estos "seguratas" no están con nosotros - le reconoció el sargento.
- Mire sargento, necesito alejarlos de mí para poder entrar en una oficina de la planta de arriba. 
- Fuera tenemos un buen jaleo, señor. La noticia ha corrido y la puerta principal está llena de mirones y periodistas.
- Las multitudes pueden ser peligrosas.
- Cualquier loco puede liarla señor.

Ese era el plan. El sargento Khar volvió a su puesto. Desde allí primero ordenó a un grupo de agentes que abandonaran el cordón que protegía la entrada. Tenían que buscar pistas detrás del edificio y no volver hasta que dieran con algo. Ahora eran pocos efectivos en las puertas; cualquier tumulto requeriría refuerzos de dentro. Khar le ordenó a un agente, un joven majadero que se exaltaba con facilidad, que cacheara a un curioso con pinta sospechosa. Algo así podía ser fácilmente entendido como una provocación policial. Efectivamente, los bruscos modales del agente majadero hicieron el resto.

Pronto se inició una avalancha que obligó a los guardias de seguridad a salir fuera. Pero una vez a fuera, el tumulto derivó directamente en una pelea entre los guardias de seguridad y la policía. Era la distracción perfecta!

Quedaban las cámaras, pero no le preocupaban a Jhan si en el despacho del lord encontraba alguna prueba.

Antes de subir se fijó en la manera de hacerlo. Un ascensor, unas escaleras y, mas apartado, un montacargas. El detective dedujo que para huir con su hermana, Yon habría bajado por las escaleras para ahorrarse la espera o la coincidencia con algún tercero. Era solo un piso. De esta manera no tardó mucho en alcanzar el despacho. Muy poco tiempo. Mal asunto para la historia de Yon.